<< volver a selección de artículos


20/04/2007 - CLARÍN
 
Anuncian la construcción de otro reactor nuclear argentino
Lo hizo De Vido. Es para producir electricidad. Costará US$ 250 millones.
.......................................................................................................................................................................

Había sido uno de los pilares del plan modernización nuclear por 5 mil millones de dólares que la administración kirchnerista lanzó en setiembre de 2006, pero hasta ahora no se conocían mayores precisiones sobre su desarrollo.

Ayer, a casi 11.000 kilómetros de Buenos Aires, el ministro de Planificación, Julio De Vido, anunció aquí que el reactor compacto CAREM de 25 MW entrará en servicio a mediados de 2012 y el costo estimado para el desarrollo y puesta en marcha del prototipo implicará una inversión del Estado del orden de los US$ 250 millones. Así el CAREM será la primera central nuclear de generación eléctrica "made in Argentina". De Vido precisó ayer que la ubicación del CAREM en la Argentina se definirá en los primeros meses de 2008 .

De Vido encabeza la delegación oficial, que también integran el ministro de Educación, Daniel Filmus y el titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), José Abriata, que hoy asistirá a la inauguración del oficial del reactor de investigación nuclear que construyó la empresa local INVAP. El acto se realizará en el centro atómico de Lucas Heights, ubicado a 35 kilómetros de Sydney.

El proyecto CAREM lo llevan adelante desde años la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) e INVAP y se encuentra actualmente en un estado muy avanzado de ingeniería. El generador nuclear fue diseñado para abastecer la demanda eléctrica de ciudades similares a Bahía Blanca y La Plata.

Una vez que se convierta en realidad, la intención del Gobierno es salir a vender el reactor a los países vecinos y a las naciones asiáticas que están apostando por las usinas nucleares para atender los consumos crecientes de energía eléctrica.

Otro destino posible que imaginan los funcionarios para el reactor CAREM apunta a los proyectos de desalinización del agua que apoyan organismos internacionales de crédito.

De acuerdo con lo indicado por De Vido, la apuesta por el proyecto CAREM no se detendrá en la construcción de un reactor de 25 MW. "Una vez que se demuestre la confiabilidad y eficiencia del nuevo equipamiento, queremos dar el gran salto tecnológico que significará encarar la fabricación de una usina nuclear de 250 MW, la cual estaría terminada para antes del 2020", sostuvo el ministro.

Acompañado por el secretario de Energía, Daniel Cameron, De Vido confirmó ante un grupo de periodistas argentinos, entre ellos este enviado de Clarín, que la central Atucha II se terminará a mediados de 2010 y que una vez que entre en operaciones se comenzará trabajar en la construcción de la cuarta central nuclear de gran porte que se hará con tecnología canadiense.
 
 
  imprimir
  enviar nota